martes, 4 de abril de 2017

Turismo rural desde la Nostalgia

Turismo rural y nostalgia


Turismo rural y nostalgia se unen, con toda la esencia de esos recuerdos que permanecen en cada uno de tiempos pasados en nuestros pueblos o ambientes familiares campestres.
 Un viaje ilusorio, pero añorado hacia nuestro pasado.

Entre las múltiples experiencias que nos permite nuestro mundo emocional se encuentra el sentimiento de nostalgia. Un viaje imposible, pero añorado hacia nuestro pasado que se plasma en la necesidad de indagar en este mundo rural que rodea  a nuestras ciudades. Convertimos la nostalgia de tiempos pasados en el pueblo con nuestras familias, juegos al aire libre, vivencias positivas con amigos de toda la vida,  esa imagen de los animales rodeándonos en el campo pastando, el verdor , la sierra…. En algo precioso que nos lleva inconscientemente a recrearnos en el ambiente rural y pocos pueblos de la comunidad siguen siendo tan genuinos como Braojos en este aspecto.  Hablamos de encontrar esta esencia a través del turismo rural.
La idea es que el visitante se encuentre  con su destino vacacional. Interesados en un genuino estilo campestre acuden a áreas rurales para hallar las habilidades y costumbres características que permitan enriquecer su conjunto de experiencias y aprendizaje, por lo que es importante se incluyan elementos participativos e involucrarse con el medio.


Desde la Nostalgia con toda su esencia

Escoger itinerarios que sean sencillos, en el entorno, sobre todo  si vas a conocer la sierra con niños en edades tempranas, no queremos proponer excursiones  por paisajes monótonos, sino alegres y con el fin de conocer una dinámica rural, donde te sorprendes a cada paso según va transcurriendo la visita través de paseos al aire libre y siempre intentando que durante la ruta haya algunos enclaves y rincones diferentes e interesantes, como los bunquers de la guerra, refugios pastoriles, ríos, pequeñas cascadas… ¿Tu no jugabas de pequeño  en lugares especiales que hacías tuyos?.

Otra idea, conocer la comarca desde esas leyendas locales, historias de los mas mayores, tradiciones aún vigentes, cultura casi olvidada plasmada en cada rincón.   Ya sabemos que existe un turismo organizado a través de rutas, actividades, pero  Braojos se presta a descubrir esos rincones con encanto que solo los lugareños pueden indicarte. 
Y no te olvides porque la actividad predominante es la ganadera y siempre ante el respeto a los animales y medio ambiente puedes  ser parte del paisaje y la actividad,  de animales pastando plácidamente, caballos en los prados, los rebaños de ovejas…… estando junto a ellos en el campo y pudiendo involúcrate en su espacio.

Yo en el fondo creo que este concepto de “turismo rural” tal y como lo conocemos hoy realmente nació de la nostalgia del pasado,  de esa vida rural , de conocer el antes ,   de los mejores recuerdos de la infancia.. Siendo todo esto lo que lo hace encantador.